El momento presente

¡Debemos apreciar el aquí y el ahora porque sólo estarán aquí ahora! (Caricatura de Ziggy, por Tom Wilson)

El momento presente, ese único instante en el que todas las cosas suceden, encierra un verdadero tesoro de plenitud, alegría y paz que tal vez sólo hemos experimentado en algunas circunstancias excepcionales.

El constante flujo de nuestros pensamientos, ese incesante diálogo interno que ocupa siempre nuestra atención, nos separa de la única (y maravillosa!) experiencia real: vivir plenamente el momento presente.

Experimentar conscientemente cada sensación de nuestro cuerpo, de nuestros sentidos, interrumpe (aunque sea brevemente) ese diálogo interno que es la desgastante actividad del ego.

Cualquier acción puede realizarse con la atención puesta en el cuerpo, en los movimientos que realizamos, en la respiración y en la gran cantidad de información que recibimos a través de los sentidos y que, normalmente, pasamos por alto por considerarla intrascendente, irrelevante…

Al caminar, por ejemplo, podemos concentrarnos en nuestros movimientos, realizándolos de manera “deliberada”, tal vez con cierta lentitud, de forma tal que no haya nada que sea “automático”, atentos a nuestra respiración y a cada sensación o impresión de nuestros sentidos. La vista, por ejemplo, nos entrega muchísima información.

Este instante, el momento presente, es el único que tiene existencia real. El pasado y el futuro son conceptos abstractos que no pueden experimentarse.

A todos los efectos prácticos hay un solo lugar importante en todo el Universo y un único momento de interés en toda la Eternidad: Aquí y Ahora

Axel Piskulic


3 Comentarios

  1. Mi vida ha comenzado a tener un verdadero sentido desde que una amiga me habló de Ho’oponopono y en esa técnica encontré una mina de reflexiones que me van liberando más y más… y encontré contactos a los que voy entrando como este de “Amarse a uno mismo”…

    Mil gracias,

    Carmela

  2. Antonio González Hernández

    Qué me contestarías si te dijera que tras leer tus artículos he llegado a la conclusión de que lo importante es prepararse para el presente y no tanto prepararse para el futuro, que es para lo que, generalmente, nos enseñan.

    Saludos.

    Respuesta de Axel para Antonio:

    Hola Antonio, muchas gracias por la visita y por dejar tu mensaje!

    Te contestaría que sentimos igual, que estamos completamente de acuerdo… y que tu frase “Hay que prepararse para el presente y no tanto para el futuro” encierra una gran sabiduría de una manera muy simple, breve y original.

    Eso te contestaría!

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic

  3. Freddy Antonio Revilla

    Estoy leyendo tus artículos…

    Freddy Revilla, de Venezuela.

Para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *